Depresión y Celebración: El Aniversario de Ana Sana

Hace justo un año, escribí mi primera entrada para Ana Sana.  La intención de este blog era encontrar una comunidad de gente que se apasionaba por las mismas cosas que yo, para sentirme entendida y un poco menos rara.  Deseaba encontrar mi voz, para poder decir las cosas que nunca fui capaz de decir mientras tenía alguien presente.

En esos momentos tenía la difusa idea de comenzar una nueva vida dedicada a sanarme, sin la remota idea de como hacerlo.  Empezó con buenas intenciones: sanarme, conseguir ser feliz, e inspirar a los demas a hacer lo mismo.  Lo que casi nadie en mi vida sabía era el porque me quería sanar… aparentemente se me veía bien.

Comparto con vosotros mi primera entrada, la que quité de la web cuando me dí cuenta que no aportaba nada positivo al mundo.

Thursday, November 21, 2013
La Depresión: Tengo Que Hablar

La depresión es una enfermedad mental que afecta a 350 millones de personas en el mundo.  Según la OMS, es la principal causa de discapacidad y contribuye de una forma importante a la carga mundial de morbilidad.  Aproximadamente un millón de personas sufriendo con la depresión acortarán su vida este año. 

Cómo puede ser que una enfermedad tan común sea tan poco hablado? Porqué es que la gente que no sufre de la depresión no sepa nada sobre ella? Y cómo puede ser que una enfermedad que es responsable de quitar tantas vidas aún sea tabú?

Yo soy una de esas 350 millones de personas que sufre de la depresión, y una de las que tiene la suerte de poder decir que la he sobrevivido.  Para mí, lleva siendo una pelea de 14 años, la mitad de mi vida. (No)Gracias a ella, he perdido amistades inumerables, novios, trabajos, oportunidades, contacto con familia y muchos buenos momentos.  Para mí, la batalla aún no ha acabado, pero estoy en camino de liberarme de esta enfermedad. Ahora escribo esto para hacer mi parte en normalizar la depresión, y con intención de liberarme un poco del sufrimiento que causa.

Últimamente la depresión es algo que pasa por mi cabeza constantemente. Me obsesiona porque después de casi 15 años peleando contra esta puta enfermedad, pensaba que lo tenía debajo de control. Pues resulta que no. Me he caído de nuevo, y ha sido de los episodios más duros.  Esa promesa que me hize con 17 años comenzó de nuevo a parecerme infantil… perdió su fuerza, e incluso en ciertos momentos dejó del todo de tener sentido. Me prometí que jamás me suicidaría, pero hasta hace poco no he podido pensar en otra cosa.

Me hice esa promesa en el momento más oscuro de mi vida. Estaba en plena adolescencia, confusa, me odiaba y deseaba morir.  Mientras pensaba en el mundo sin mí, no veía mucho cambio en la vida de los demás.  Pero todo cambió el momento que imaginé el dolor que le causaría a mi madre. De repente el suicidio se transformó de ser la única solución a mi dolor, a la decisión más cobarde y egoista que podía hacer.  Gracias a esa realización, gracias al amor de mi madre, decidí que no importaba lo oscuro que la vida pudiera llegar a ser, núnca justificaría arruinarle la vida a la persona que más me quiere. 

Pero por desgracia, eso no significa que ya no era depresiva.  Justo lo contrario, ha contiuado ser una batalla secreta que he tenido que enfrentar a diario desde entonces.  Comencé a construir muros a mi alrededor que muy pocas personas han podido penetrar, muros que disimulaban, y para la mayoría, escondían del todo la tortura y sufrimiento que pasaba dentro.

Ahora estoy saliendo del último ciclo, un bajón de los potentes. Intento reconstruir las relaciones que he tenido que abandonar, pero lo que me cuesta es conseguir que la gente entienda realmente qué es lo que me ha pasado. Yo no sé tener relaciones superficiales… amigas para tomar el café, amigas para echar una juerga. No les veo el sentido a esas relaciones, y no sé marcar quien quiere ser sólo eso para mí. Si una persona me cae bien, me vuelco por ellos.  Quiero compartirlo todo. Para qué vas a tener una persona cerca si no puedes ser honesta en todos momentos?  Lo bueno de ser así es que cuando encuentras a gente que quiere abrirse a tí también, tienes unos amistades espectaculares, relaciones que te ayudan a crecer y que sacan lo mejor de ti.  Lo malo es que hay todo un mundo de otras personas por ahí que no quieren ser esa persona.  Y cómo les explico a ellos lo qué me pasa sin tener que abrirme? Porque todo el mundo pide explicaciones, pero casi nadie quiere quedarse si la cosa se pone seria.

Lo raro de la depresión es que puedes pasar una semana entera metida en la oscuridad, luego salir a la calle, y ni tus amigos se dan cuenta que has deseado matarte. Nadie ni lo sospecha. Es la mayor guerra de tu vida, y estas completamente sola en ella.  Me parece increíble. Serán esos muros que he construido?  Soy tan buena actríz?

Quiero que la gente entienda que no he dejado de salir por ellos, no les he dejado de llamar porque no les quiero. Me hubiera encantado ir a la boda.  Haría lo que fuera para romper este muro y poder decirles que estoy mál, que la vida ha dejado de tener sentido, y que peleo a diario con mi misma sólo para salir a pasear el perro. Pero la experiencia me dice que no lo haga, no hasta que esté más fuerte. Porque la experiencia me dice que la gente no entiende, y no se esfuerza por entender.

La gente depresiva suele ser extremadamente sensible, y tienden a tomar las cosas muy a pecho. Para mí, no hay nada como empezar a abrirte, empezar a expresar a una amiga lo que te pasa y oír “pero tu eres tonta!”  Tonta, tonta ya sé, me lo digo todos los días. Pero te necesito, necesito que me ayudes a dejar de ser tan tonta, o por lo menos que me escuches sin hacerme sentir como una tia rara.  El silencio, el “en fin..” y cambio de tema, el machacado “ánimo!”, o “sí, yo también me pongo triste” ahora para mi se han convertido en avisos. Avisos a no abrirme con esa persona. Porque abrir esa herida y además encontrarte sola, sólo perpetúa el ciclo vicioso y oscuro que es la depresión y auto-castigo.

La depresión no es una racha de tristeza.  La tristeza es un estado normal que todos los humanos pasan.  La tristeza dura horas, días o a veces meses…. cuando no te sientes del todo bien, cuando hace mal tiempo, cuando echas de menos a alguien, cuando no estás haciendo lo que realmente te apetece, o a veces sin ningúna razón clara.  Yo siento la tristeza a menudo cuando me pasan cosas bonitas y quiero compartirlas con gente que ya no está en mi vida. La tristeza es preciosa, sin ella seríamos incapaces de apreciar nuestros momentos de felicidad.

La depresión es otra cosa. Es una enfermedad. Es un desequilibrio.

La depresión es una enfermedad de aislamiento. Es saber que tienes gente que te quiere a tu alrededor, pero ser incapaz de alcanzarles, pedirles ayuda, fiarte de ellos, abrirte, y a veces hasta a sentir amor por ellos.

La depresión no es estar triste en momentos tristes. La depresión es estar triste cuando todo te va bien. No se le puede encontrar ningún sentido, no tienes por donde agarrar.

La depresión es saber que no hay ni dios que te entienda, ni que te pueda ayudar. Es saber que tus pensamientos asustarán a los demás.

La depresión es cuando todo el mundo parece entender cómo ser feliz menos tú.  Cuando sientes que no encajas en ninguna parte.

La depresión es no ver ni una solución, o peor, no poder encontrar ni una razón por buscarla.

La depresión es tener pensamientos tan bullosos, tan dolorosos que te llevan a otro sitio.  El dolor que se puede llegar a sentir en tu interior puede llevarte a sitios tán lejanos que el único alivio viene de hacerte daño fisico. Arrancar tu propio pelo, cortarte la piel o darte rasponazos a veces son las únicas maneras de volverte a la realidad, al momento en que estás, donde aún estás viva.

La depresión es volver en sí en una bañera fría, y descubrir que llevas la mayor parte de una hora imaginando cómo cada persona de tu familia reaccionaría al encontrar tu cadaver.

La depresión es fantasear con tu propia muerte.  Es la creencia que morirte es la única manera de aliviar esos nudos que tuercen, arrancan y palpitan en tu pecho. Has repasado docenas de maneras de matarte, y sabes cuál elegirías. La muerte es más fácil que perdonarte.

La depresión es saber que no te mereces ni amor ni perdón.  Cuando miras hacía atrás te da retortijones, y mirar hacía delante deja de ser una opción. Como vas a seguir así?

La depresión es enterarte de un suicidio y sentir envidia por el corage (o cobardía, segun lo quieras ver) que esa persona fue capaz de encontrar.

La depresión es olvidarte de todos aquellos que te quieren.

Es un auténtico infierno.

Curar la causa de la depresión en lugar de las sintomas viene con trabajo personal, auto-conocimiento, y buscando la manera de amarte.  Hay un remedio natural, y yo estoy determinada a encontrarla.  Y ese es el camino que he elegido. Ya os diré que tal. ❤

Una promesa es deuda, y despues de un año me encuentro capaz de concluir esta entrada.

Hace un año volví a decidir no matarme, y en su lugar me comprometí a mi misma.  Fue el mayor acto de amor que me podía haber enseñado.  Gracias a ello se me ha levantado el velo que tenía delante de mis ojos. Gracias a ello me he dado cuenta que realmente nunca quería morir.  Deseaba ser valorada, escuchada y vista, pero ahora sé que ni siquiera si todo el mundo me valorase, jamás sería capaz de sentirlo hasta que me lo ofreciera a mi misma.

Esos pensamientos crueles y oscuros aún me vienen de vez en cuando.  Pero ahora sé que no son nada mas que eso – pensamientos.  No son ni reales ni verdaderos, y solo tienen la fuerza que les doy.  He conocido a mi auténtico ser… ese ser que observa mi mente, ese ser que existe en los huecos entre pensamientos, ese ser que escucha a ese dialogo interno que corre día y noche sin parar.  Y ese ser jamás se haría daño.

Resulta que visto desde dentro estaba confusa con lo que realmente era la depresión.  Esa lista tan larga que hize representa la experiencia de una persona depresiva, pero para mí ya no define la enfermedad.

La depresión es una desconexión profunda con uno mismo.

Jamás me imaginaba que fuera así de simple, pero lo es.  Menos mal que aún no es tarde para recuperar esa relación.

No! No te estaciones! Abre la puerta… creo que te va a gustar.

5 Replies to “Depresión y Celebración: El Aniversario de Ana Sana”

  1. Ánimo Ana !!! Seguro te va ir mejor, estás poniendo de tu parte y tienes actitud y motivación ante la depresión. Te deseo lo mejor y disfruta siempre del presente todo lo que puedas!!
    Un abrazo.

    Like

  2. Lo ideal es conseguir ver la depresión como algo ajeno a ti que te ataca, pero que luchando te la puedes quitar de encima, sé que a veces es complicado, no solo por haber pasado por ella sino porque además soy psicóloga. Desde mi trabajo siempre intento enseñar a los niños a desarrollar su foetaleza emocional para que si algún dia la vida les pone piedras en el camino o debutan en una enfermedad como la depresión estén algo mas preparados para enfrentarse a ello.

    Like

    1. Hola deskateblog! Antes veía la depresión como algo ageno y para mi forma de ser sólo me mantuvo en el ciclo vicioso. Porque eso me convertía en victima de algo que (en esos momentos) era más fuerte que yo. Y eso me hacía sentir desempoderada. Y luchar desde un lugar desenpoderado es exhausto! Lo que quería era paz, y atraves de la lucha no lo he podido encontrar. En cuanto cogí los eventos de mi vida en mis propias manos, y tomé responsabilidad por mi estado emocional de repente estaba empoderada, y la depresión dejó de tener la misma fuerza que antes. Creo que el trabajo que haces es de lo más importante que hay.. empoderar a los niños a desarollar su fortaleza emocional. Gracias a tí y a gente como tú, muchos menos niños crecerán sin el conocimiento de quienes son. ❤ un abrazo muy fuerte

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s